jueves, 21 de octubre de 2010

Temen aumento de pobres en 2011

El presupuesto está enfocado a estados del norte: experto
Jueves 21 de octubre de 2010

Andrea Merlos y José Manuel Arteaga El Universal
politica@eluniversal.com.mx

En 2011 la pobreza se podría agudizar en México, pues el gobierno federal viró su estrategia de programas de desarrollo social por subsidios, con especial atención en los estados del norte que padecen la violencia, y en detrimento de los históricamente marginados como Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Según un estudio del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, el presidente Felipe Calderón Hinojosa pretende para 2011 un presupuesto social menor al de 2010 —lo cual violenta la Ley General de Desarrollo Social que exige recursos ascendentes— con énfasis en los subsidios, castigando así programas de producción.

“La creación de activos fijos y de infraestructura social, que contribuirían a una reducción de la pobreza más duradera, cobra menor importancia dentro de la estrategia de Sedesol, ya que la mayor parte de este gasto corriente se ejercerá vía subsidios, lo que deja en evidencia las deficiencias del diseño de la política social y sus limitantes para incidir en el bienestar duradero”, explica el documento en poder de EL UNIVERSAL.

Crimen vs pobreza

El análisis legislativo refiere que el gobierno federal pide recursos para políticas sociales poco sustantivas, de corte asistencialista y alejados de las recomendaciones internacionales.

Incluso, en el detalle de la inversión en delegaciones de Sedesol en los estados, se evidencia el incremento de hasta 50 millones de pesos en Sinaloa, Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, y las reducciones por 40 millones de pesos en Oaxaca, Guerrero, Chiapas, Puebla y San Luis Potosí.

A lo que se suma el recorte en Liconsa, en el programa de 70 y Más, Apoyo Alimentario, Hábitat y Desarrollo en Zonas prioritarias, entre otros.

“Para 2011 los esfuerzos por combatir la pobreza se reducirán toda vez que el gasto social como un todo, disminuiría 0.1% en términos reales, en tanto que el gasto propuesto para la Sedesol se contrae 4.7% en términos reales con respecto al presupuesto recibido en 2010.

“El gasto social se ha centrado en programas que contribuyen a lograr una mejora marginal en las familias y personas que viven en condiciones de extrema pobreza, a través de avances en la disminución de algunas carencias, como la reducción de los pisos de tierra, o la elevación de los ingresos de las familias en condiciones de pobreza extrema, para ubicarlos en sólo pobreza”, explica el texto.

Conforme al análisis del Presupuesto de Egresos 2011, que será modificado por los diputados antes del 15 de noviembre, el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa no tiene programas eficientes de desarrollo social.

“Lo que convierte a la política social en una política asistencialista y subsidiaria a la población marginada en riesgo, frente a las reducciones de recursos públicos”, apunta el documento.

El proyecto presupuestal del ramo, por 79 mil 489 millones de pesos, implica una reducción de 687 millones de pesos con respecto a este año, lo que a su vez contrae a 29 de 35 programas presupuestarios.

Áreas castigadas

Una de las áreas más afectadas, de aprobarse el proyecto tal cual se envió, sería la de Entidades Apoyadas con el Fondo Nacional de Habitaciones Populares, pues sus recursos se contraen en 12.5%, es decir, casi 200 millones de pesos menos.

Además, se castigará la inversión en pobreza en zonas urbanas con afectación directa al DF, la de Microrregiones, y Atención a Grupos Vulnerables; mientras impulsa la Dirección General de Políticas Sociales, de Ordenación de Territorio y el Programa de Diconsa.