martes, 26 de octubre de 2010

Admite Moreira error de Policía en muerte de familia

EL UNIVERSAL/ SALTILLO, COAH.

"Nosotros no evadimos responsabilidades, aquí hubo un error muy grave de la Policía que todos reprobamos y se sancionará a los culpables", declaró el gobernador Humberto Moreira en relación a la muerte de tres miembros de una familia inocente durante un tiroteo entre policías y delincuentes.

"Lo que sucedió es un hecho muy lamentable que nos llena de mucho dolor y tristeza a todos, Angélica (arquitecta) era compañera de nosotros, trabajaba en Obras Públicas del Estado y tenía poco tiempo de haberse incorporado", agregó.

María Angélica Galindo Sánchez de 47 años de edad y sus hijos Karen y Ricardo Siller Galindo de 18 y 14 años de edad, respectivamente, eran hija y nietos del ex alcalde de Saltillo, Eleazar Galindo Vara.

El domingo en la madrugada ellos se sumaron a las más de mil 500 víctimas ajenas a la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado.

Recordemos, pidió el Ejecutivo, “todas las muertes que ha habido en este país, de inocentes, en donde (en el gobierno federal) no tienen la hombría para decir que hubo un error. Aquí hubo un error de la policía y se tiene que sancionar”, reiteró.

El mandatario coahuilense aceptó que existen grandes probabilidades de que hayan sido policías estatales quienes cometieron los homicidios, aunque eso lo determinará la investigación que lleva a cabo la Fiscalía General del Estado (FGE).

Reiteró que hubo un gran error por parte de los policías que participaron y dijo que "si la Secretaría de Gobernación dice que eran estatales (policías), que no eran federales, nos está dando la razón en lo que he dicho que en esta guerra (contra el narcotráfico) la iniciaron ellos y nos quedamos nosotros con todo este problema".

"También participaron los federales pero ya estamos acostumbrados a que evadan la responsabilidad, además el auxilio de las corporaciones federales llegó tarde, media hora después", mencionó.

Dijo que la mayoría de los agentes eran estatales y siempre van al frente, adelante en todos los operativos, aquí solamente hay unos 12 elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y 200 en Torreón.

Además deslindó al Ejército de cualquier culpabilidad porque en el lugar no se encontraron casquillos de los que utiliza la milicia.

Moreira Valdés fue entrevistado esta tarde luego de inaugurar el Museo de la Revolución en el que se invirtieron 47 millones 750 mil pesos.

Asimismo, afirmó que la violencia de la noche del sábado y la madrugada del domingo afecta la tranquilidad que caracterizaba a Saltillo.

Ahora, apuntó, habrá que replantear el esfuerzo que se tiene que hacer por parte de todos.

En tanto, en la colonia Doctores, familiares y amigos de las víctimas acudieron a la Iglesia San Pablo Apóstol, donde se ofició la misa para los tres fallecidos y se oró por el eterno descanso de sus almas. Los cuerpos fueron cremados.