miércoles, 27 de octubre de 2010

Carlos Fuentes alerta de la fuga de jóvenes al crimen

El escritor explicó que las tentaciones de los grupos criminales atraen a una juventud desencantada ante la falta de oportunidades para salir adelante.

México.- El escritor mexicano Carlos Fuentes alertó hoy de la fuga de jóvenes a las filas del crimen organizado y demandó "un proyecto nacional visible" para contrarrestar esta situación y dotarlos de oportunidades laborales.

"El gran peligro que veo en México es que los jóvenes mexicanos de menos de 30 años, que son casi la mitad de la población, desvíen su destino y se vayan al crimen", indico en una cumbre de negocios celebrada en Toluca (centro del país).

Ante un auditorio mayormente compuesto por empresarios, Fuentes explicó que las tentaciones de los grupos criminales atraen a una juventud desencantada ante la falta de oportunidades para salir adelante.

A este respecto, Fuentes mencionó el "New Deal" impulsado en Estados Unidos por el presidente Theodore Roosevelt, por el que se empleó de forma masiva a los jóvenes del país.

"O damos un viraje o nos lo dan... no estamos haciendo una fuerte oferta de trabajo", apuntó Fuentes.

El país tiene casi ocho millones de "ninis" (jóvenes que ni estudian ni trabajan), según la Universidad Nacional Autónoma de México. Esta masa poblacional es susceptible de ser captada por el crimen organizado, según diversos analistas.

Con el país en medio de una guerra de carteles del narcotráfico que ha dejado más de 28.000 muertos en cerca de cuatro años, la sangría de sicarios ha hecho a los grupos criminales ampliar sus redes de reclutamiento y bajar la edad que requería, según el Gobierno.

Al mismo tiempo, gran parte de la población (47.6 millones del total de 106.9 millones) vive en la pobreza; los sueldos son en su mayoría bajos y existe una gran desigualdad en la distribución de la renta.

Aunque el desempleo ronda el cinco por ciento (de una población activa cercana a los 50 millones de personas), estadísticas oficiales calculan en unas 12 millones de personas las dedicadas a la economía sumergida.

El escritor, una de las figuras más respetadas de México, planteó la necesidad de "un nuevo contrato social" para el país.

"Sabemos que estamos muy mal en una serie de cosas que significan la vida diaria del país: carreteras, escuelas...", dijo. Fuentes, no obstante, impregnó su discurso de un mensaje de esperanza para el futuro y del llamamiento a mejorar el país activamente.

En este sentido, llamó a la clase política a prolongar un proyecto común de país más allá de los seis años que está cada presidente en el poder. En sus palabras, se debe "procurar una continuidad política comparable a la continuidad cultural".

EFE
27/10/2010