sábado, 30 de abril de 2011

Trabaja uno de cada diez niños de entre cinco y 17 años en México: Inegi

De los 3 millones de infantes que laboran, 47.6% no recibe ingreso o su pago se da en especie, informó.

La Jornada en línea
Publicado: 30/04/2011 12:09


México, DF. Uno de cada diez niños trabaja en México, país en el que los menores de 5 a 17 años de edad que realizan alguna actividad económica suman tres millones, el 10.7 por ciento de la población infantil, de acuerdo a los resultados del Módulo de Trabajo Infantil 2009 de la Encuesta de Ocupación y Empleo (ENOE)

Por sexo, son más los niños varones los que se ven obligados a realizar una actividad laboral, con el 14.1 por ciento, contra un 7.2 por ciento de niñas, según los datos de la encuesta dados a conocer hoy por el Instituto Nacional de Estadística (Inegi) en un boletín especial por el Día del niño.

“La necesidad económica en el contexto familiar es lo que obliga a los niños a trabajar, dos terceras partes (64 por ciento) declararon que en su hogar se necesita de su aportación económica, cuando son no remunerados de su trabajo, o bien usan su ingreso para pagar su escuela o gastos propios”, señaló el Inegi.

Sin embargo, de la población infantil que trabaja, un 47.6 por ciento no recibe ingreso o su pago se da en especie. De los que niños que perciben ingresos, la mitad (49.3%) percibe menos de un salario mínimo, más de la tercera parte (35.5%) recibe más de uno y hasta dos salarios mínimos y sólo 15.2 por ciento tiene un ingreso superior a dos salarios mínimos.

En cuanto al tipo de actividad en la que se desempeñan, cuatro de cada diez niños varones (39.3%) realiza labores agropecuarias, y casi una cuarta parte (23.8%) son trabajadores industriales, artesanos o ayudantes. . La mayoría de las niñas, en cambio, se ocupa en actividades comerciales o empleadas en locales establecidos, actividades en las que está empleada 33.5 por ciento.

Un millón 785 mil menores laboran para un familiar, otro millón 86 mil trabajan para un no familiar, y 129 mil lo hacen solos o por su cuenta.

“Según la Organización Internacional de Trabajo (OIT), el trabajo infantil y sus peores formas dañan la salud de los niños, ponen en peligro su educación y conducen a una mayor explotación y abusos. En nuestro país cuatro de cada diez niños que trabajan (39.7%) no asisten a la escuela; 27.2% están expuestos a riesgos en su trabajo, 31.9% tienen jornadas de más de 34 horas a la semana; 5.7% trabajan en lugares no apropiados o no permitidos y 4% tuvo un accidente, lesión o enfermedad que requirió atención médica”, indica el boletín.

En su encuesta sobre ocupación, el Inegi captó que unos 171 mil niños y niñas trabajan en sitios no apropiados o no permitidos, tales como minas, lugares sin ventilación o luz, alturas, calles y avenidas, bares y cantinas".