miércoles, 13 de abril de 2011

Combate a incendios en Coahuila distrae a militares de patrullajes

EU rehúsa prestar aeronaves a México; enfrenta conflagraciones en al menos cinco estados

Semarnat sigue en busca de aviones privados y solicita al gobierno estadunidense el envío de un equipo de expertos

Felipe Calderón promete apoyar a la entidad hasta apagar “la última brasa”


Claudia Herrera
Enviada
Periódico La Jornada
Miércoles 13 de abril de 2011, p. 37

San Juan de Sabinas, Coah., 12 de abril. El comandante de la undécima Región Militar, general Marco González Barrera, reconoció ante el presidente Felipe Calderón que han dejado de cumplir otras misiones, entre ellas el combate a la delincuencia, por apagar incendios.

Después de casi un mes, durante el cual el fuego ha destruido casi 100 mil hectáreas, el Presidente hizo su primera visita al estado y, en una junta de evaluación, el alto mando militar externó que, como los efectivos se encuentran desplegados en el oriente del estado, tampoco pudieron detectar “tan a tiempo” el primer incendio, que se generó a 120 kilómetros del puesto de control.

“Hemos dejado de cumplir, en cierta forma, con otras misiones, como el combate a la delincuencia organizada, mas no del todo, porque hay efectivos desplegados en el área oriente de esta parte de la ciudad”, reveló el general luego de explicar que se han enviado 300 elementos y se usa un helicóptero para este propósito.

El secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Elvira Quesada, informó que pidió aeronaves a Estados Unidos, pero la respuesta no fue positiva porque hay incendios en Kansas, Colorado, Arizona, Nuevo México y Texas. En este último estado hay 140 mil hectáreas siniestradas.

Anunció que la Semarnat busca aviones comerciales para combatir el fuego y negocia con el secretario Ken Salazar, del Departamento del Interior de Estados Unidos, que ese país envíe un equipo de expertos.

Luego de volar sobre la zona afectada acompañado del gobernador Jorge Torres López, Calderón calificó esta situación de “compleja” y explicó que se requieren más aeronaves, además de un Boeing 747 y dos helicópteros cisternas que ya se utilizan para este fin.
Prometió enviar más helicópteros públicos y privados para transporte de personal, brigadistas y líquido retardante.

También pidió al gobierno del estado usar maquinaria pesada para abrir brechas cortafuego.

En un recorrido de una hora que se inició en El Bonito, el paraje donde comenzaron las conflagraciones, podían apreciarse las columnas de humo y en algunos lugares la visibilidad era casi nula.

Calderón advirtió que la sequía aumenta el riesgo de incendios forestales en todo el país y pidió a la población no encender fuego por ninguna razón. Asimismo prometió dar todo su apoyo hasta “apagar la última brasa” en Coahuila.

Más de 3 mil hectáreas perdidas en San Luis Potosí y Nuevo León

En los primeros 10 días de abril se registraron 67 incendios en 24 de los 58 municipios de San Luis Potosí. El fuego destruyó 2 mil 38.25 hectáreas de vegetación, informó la Comisión Nacional Forestal (Conafor). La delegación del organismo en Nuevo León indicó a su vez que los daños por incendios en esa entidad se duplicaron en una semana y ya suman mil 443 hectáreas.

Según la Conafor, 99 por ciento del material consumido por las llamas en San Luis Potosí eran pastos, arbustos y matorrales que se regenerarán en la próxima temporada de lluvias, y sólo uno por ciento eran áreas arboladas, donde ya se evalúan los estragos para diseñar un programa de restauración.

En tanto, brigadas de la Conafor, de Protección Civil de Tamaulipas y voluntarios combaten desde hace cuatro un incendio forestal en el municipio de Miquihuana, que ha consumido 520 hectáreas.

Con información de Ma. Guadalupe González, corresponsal, y Notimex