viernes, 29 de abril de 2011

Jornada de violencia deja 28 personas asesinadas

Miguel Cabildo S.


MÉXICO, DF, 28 de abril (apro).- Autoridades policiales y militares de los estados de Tamaulipas, Sinaloa, Michoacán, Hidalgo, Durango y Colima reportaron este día una de las jornadas más violentas, con un saldo de 28 personas muertas en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado.

En la primera entidad, ocho presuntos delincuentes fueron abatidos por elementos del Ejército tras responder a dos agresiones de sujetos fuertemente armados.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó, en un comunicado, la muerte de seis agresores luego de un enfrentamiento en el poblado Arcabuz, de Miguel Alemán, a escasos tres kilómetros con los límites de Nuevo León.

Los militares recibieron un llamado de auxilio de la población civil en donde se afirmaba que bandas rivales de la delincuencia organizada protagonizaban un enfrentamiento. Al llegar al lugar para constatar la denuncia, los soldados fueron recibidos a granadazos y con disparos de armas de fuego.

El enfrentamiento inició pasada la medianoche del miércoles 27 y concluyó al amanecer de este jueves, dejando la refriega un saldo de seis delincuentes abatidos y el decomiso de un arsenal.

Asimismo, la Sedena informó que en Ciudad Mier, el martes 26, elementos de la octava Zona Militar fueron agredidos con disparos de armas de fuego.

Destacó que al responder el ataque, lograron abatir a dos de los agresores.

Durante la acción fueron decomisadas 15 armas largas, un arma corta, 9 mil132 cartuchos de diferentes calibres, 187 cargadores para diversas armas, tres vehículos (uno blindado) y diverso vestuario tipo militar.

En Sinaloa se reportó la muerte de al menos siete personas durante una serie de balaceras registradas en el municipio de Guasave entre dos grupos de sicarios.

La Policía Ministerial del Estado (PME) precisó que los hechos iniciaron alrededor de las cuatro de la mañana y concluyeron aproximadamente una hora después.

Los enfrentamientos se iniciaron en la zona de Las Brisas y se prolongaron hasta El Burrión, sobre la Carretera Internacional México 15.

Según el reporte policial, dos personas quedaron sin vida en la gasolinera de El Burrión, dos más en la caseta fitosanitaria y otras dos en las cercanías de Guasave, así como otro en la comunidad de Cuatro Caminos; todos se encuentran en calidad de desconocidos.

Asimismo, las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública de Guamúchil, municipio de Salvador Alvarado, fueron baleadas por el mismo grupo de gatilleros, lo que dejó tres patrullas con impactos de arma de fuego, así como daños en tres vehículos oficiales de Seguridad Pública y dos del ayuntamiento.

La Policía Ministerial también confirmó que cuatro civiles más fueron asesinados en la Calle 16 de Septiembre y Bulevar Rosales, en Guamúchil, los cuales posiblemente se relacionan con los enfrentamientos suscitados en Guasave.

En Michoacán, cuatro personas, entre ellos una mujer, fueron encontrados en el interior de una camioneta Chevrolet roja, placas PGJ-7584, decapitados y con huellas de tortura.

Los agresores dejaron abandonado el vehículo a un lado de la carretera Zamora-Vista Hermosa, cerca del municipio de Ixtlán de los Hervores.

Las autoridades ministeriales recibieron una llamada en el sentido de que en el interior de una camioneta Chevrolet, la cual estaba cerca del municipio de Ixtlán, había tres hombres y una mujer decapitados.

Mientras tanto, en Hidalgo, un grupo armado atacó esta mañana las instalaciones de la Policía Ministerial en El Salitre, municipio de Tula.

En el ataque resultaron muertos dos policías y una secretaria. La agresión se produjo poco después de las diez de la mañana.

En Durango, las autoridades judiciales reportaron el hallazgo de dos ejecutados en una zona solitaria al sur de la capital; los cuerpos tenían el rostro cubierto con cinta canela y un narcomensaje.

El hallazgo se produjo en las inmediaciones del camino a El Pueblito, una de las zonas turísticas más visitadas del municipio. Los cadáveres tenían una cartulina con un mensaje encima, cuyo contenido no fue revelado por las autoridades locales.

Aparte, una serie de enfrentamientos registrados la tarde del jueves entre delincuentes y policías dejó como saldo dos agentes muertos y cinco lesionados; los choques se registraron en al menos cuatro puntos distintos en un periodo de hora y media.

Todo comenzó alrededor de las 17:30 en el fraccionamiento Fidel Velázquez, junto a una plaza comercial: sujetos armados intentaban levantar a un joven cuando fueron detectados por elementos de la Policía Estatal Preventiva.

Al intentar frenar el delito, los plagiarios comenzaron a disparar, hiriendo a uno de los agentes; los delincuentes huyeron en un Jetta rojo.

El lesionado murió minutos más tarde al recibir los primeros auxilios en un hospital local. Fue identificado como Raúl Antuna Segura.

Tras el incidente, elementos de las distintas corporaciones iniciaron un operativo de búsqueda por distintos rumbos de la ciudad de Durango, lo que desató nuevos enfrentamientos.

Hacia el sur, en bulevar Domingo Arrieta, los delincuentes trataron de defenderse después de chocar el automóvil que conducían, una Jeep Patriot roja. Tres de ellos no lograron escapar y fueron detenidos.

Minutos después, a un par de kilómetros de distancia, en el fraccionamiento El Edén, miembros del mismo grupo armado se enfrentaron con elementos de la Dirección de Investigación del Delito (DID) que realizaban labores de vigilancia en la zona.

En ese sitio quedó muerto Sergio Hernández Escobedo, de 37 años, comandante de la corporación; su compañera, cuyo nombre no fue revelado, resultó lesionada. Y en un fraccionamiento aledaño, Granja Graciela, se dio un choque más.

Al mismo tiempo, miembros del Ejército ingresaron al centro comercial Paseo Durango buscando a delincuentes que pudieron resguardarse en ese sitio; la inspección llegó hasta las salas de cine, interrumpiendo la proyección de películas.

La búsqueda de los responsables de ataques se extendió cerca de la zona rural, por prolongación Primo de Verdad. Ahí fue detenido otro delincuente.

Más tarde, elementos de la Policía Federal (PF) realizaron el cateo de un domicilio, presuntamente relacionado con el grupo armado que realizó los ataques, logrando la detención de cuatro delincuentes más y varias armas de fuego.

Por la noche, fuentes policiacas confirmaron que en total fueron lesionados tres elementos de la DID y dos más de la PE, sin que se detallara la gravedad de sus lesiones.

En Colima, esta mañana fueron asesinados en el interior de su domicilio los hermanos Pedro y Armando Castañeda Mujica, en la cabecera municipal de Armería, a 65 kilómetros de la capital del estado.

Con estos asesinatos se eleva a 56 el número de muertes atribuidas al crimen organizado en la entidad en lo que va del presente año.

Las autoridades locales atribuyen los homicidios a la disputa que mantienen bandas de criminales por el control del territorio para el trasiego de drogas, principalmente el puerto de Manzanillo.

Proceso
29/04/2011