martes, 5 de abril de 2011

Procurador dijo que militares mataron a Juan Francisco Sicilia, asegura una fuente

La Jornada 05-Abril-2011


Cuernavaca, Mor. El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Pedro Luis Benítez Vélez, dijo –de acuerdo con una fuente no oficial– en una reunión con diputados locales y dirigentes estatales de partidos políticos que ex militares y soldados en activo son los responsables del asesinato de Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta y periodista Javier Sicilia, y de otras seis personas.

Pedro Luis Benítez afirmó el jueves pasado que entre los responsables del multihomicidio había ex servidores públicos, sin precisar si eran policías ministeriales, militares o policías estatales, porque, dijo, revelar esos datos afectaría la investigación.

Un día después, Benítez se reunió en un hotel de esta capital con legisladores y líderes de partidos. Una fuente que asistió al encuentro dijo que el funcionario aseguró que soldados y ex militares perpetraron el asesinato múltiple, y que pertenecerían a una organización criminal que opera en Guerrero y Morelos.

La fuente sostuvo que el procurador indicó que efectivos castrenses buscaban a los homicidas en todo el país, pero señaló que si los militares los encontraban antes que autoridades civiles no los entregarían, y las procuradurías General de la República (PGR) y estatal se quedarían sin elementos para sus pesquisas.

Añadió que según Pedro Luis Benítez, el ex militar Álvaro Jaimes Aguilar, El Comandante, uno de los ejecutados y tío de dos jóvenes encontrados en un vehículo junto con Juan Francisco Sicilia, era cabeza de una célula de narcomenudeo y que el Ejército lo dio de baja por estar involucrado con la delincuencia organizada.

La fuente narró que el fiscal presentó un video del bar La Rana Cruda, donde las siete víctimas estuvieron de las 10 a las 19 horas del domingo 27 de marzo. Añadió que de ahí fueron a comprar cervezas, las cuales ingirieron en un estacionamiento. Una hora después fueron a un domicilio no especificado, y se les perdió la pista hasta que sus cuerpos fueron hallados dentro de un vehículo en el fraccionamiento Las Brisas de Temixco, municipio conurbado de Cuernavaca.

La diputada petista Tania Valentina Rodríguez, asistente a la reunión, coincidió con la versión de la fuente en que el procurador dijo que el caso "estaba peligroso" porque había funcionarios involucrados, que no descartó que fueran militares y que había temor de revelarlo porque sería como contradecir la "guerra" de Felipe Calderón, quien sacó a las calles al Ejército a combatir al crimen organizado y ahora efectivos militares estarían coludidos con cárteles.

El dirigente estatal del Partido de Nueva Alianza, Francisco Santillán, también señaló que el procurador aceptó en la reunión que entre los responsables habría al menos una persona involucrada en las instituciones públicas.

El promotor cultural Rocato, uno de los impulsores de la marcha que se celebrará aquí este miércoles para exigir paz y justicia, señaló que aún "no hay no ningún avance en las investigaciones". Agregó: "lamentamos todos los rumores que ha propagado la misma fiscalía para criminalizar a los muchachos".

En tanto, Estela Organes Torres, madre de Samuel Cebrero Organes, de 29 años, acusado de ser miembro del crimen organizado y presunto responsable del asesinato múltiple, aseguró que efectivos militares detuvieron a su hijo en su casa, en el municipio de Jiutepec, a las tres de la madrugada del 31 de marzo, no en un retén, como dijeron autoridades castrenses.

Sostuvo, durante una protesta ante el Congreso local para exigir la liberación de su hijo, que soldados "llegaron con violencia a su casa". Añadió: "le digo al señor (Sicilia) que así como está sintiendo este pésame por su hijo, yo como madre también estoy sintiendo lo mismo porque mi hijo es inocente".