martes, 26 de agosto de 2008

COBAED, nido de fraudes

Directora, Lorena Yolanda Carrillo Cerrillo, opera la banda que saquea la institución


* Académicos denuncian millones de pesos atracados; es caja chica del PRI, dicen


Juan Monrreal López
Agosto -26- 2008



Durango, Durango.- Desvío de fondos educativos, nóminas infladas, maestros “aviadores”, refugio de priistas en desgracia, caja chica al servicio de los procesos electorales del PRI, desorden administrativo, desorganización académico, trabajadores divididos en dos sindicatos; son sólo algunas de las características reunidas por Colegio de Bachilleres del estado de Durango (COBAED), que a nivel estatal dirige Lorena Yolanda Carrillo Cerrillo.

Conformado por una plantilla de mil 250 personas, - 300 de confianza -, en condiciones de trabajo llenas de incertidumbre; el malestar laboral se exhibe a partir de los nombramientos de los directores generales que han regentado la institución desde que esta nació.

El sistema COBAED, nació hace 20 años. Desde entonces, las capacidades académicas y profesionales se han estructurado pensando en servir a quien rige la vida política del estado, más nunca, en construir un régimen escolar de excelencia que diera albergue a los miles de estudiantes que son rechazados del sistema CBTIS, COBACH, o de las preparatorias estatales, que por infortunio, no cuentan con dinero suficiente para pagarse estudios medios en una institución particular.

Un primer paso hacia la descomposición de las relaciones laborales que privan en el COBAED, surge por la manera que se imponen a los dirigentes sindicales. Los representantes gremiales son instalados por los gobernantes en turno, sin tomar en cuenta el parecer de los miembros del COBAED. Así fue puesta la actual Secretaria general, Evangelina Ayala Esparza, quien se encuentra más atenta a los llamados de los mandos educativas, que a las demandas que plantean los trabajadores en los 32 planteles que este sistema tiene en el estado.

De hecho, el COBAED mantiene dos sindicatos que dividen a los aproximadamente 1000 trabajadores de base que dan vida a la institución.

Por un parte, existe el sindicato oficial Sindicato de trabajadores Académicos y Administrativos del Colegio de Bachilleres del estado de Durango (STAACOBAED), que agrupa alrededor de 550 trabajadores, mientras el Sindicato Independiente de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del estado de Durango (SITCOBAED), agrupa aproximadamente 400 empleados.

Fragmentados, a nivel estatal, pero también a nivel de los planteles, los académicos y manuales de la institución, se ven reducidos a aceptar lo que acuerde el STAACOBAED que dirige Evangelina Ayala, pese a que a nivel de algunas escuelas como el Colegio de Bachilleres de Lerdo, Durango, la mayoría decidió agruparse en el SITCOBAED, lo que genera fricciones tan fuertes que han llegado al paro del centro educativo, como ocurrió en febrero del 2008.

Siendo titular del Contrato Colectivo de Trabajo el STAACOBAED, las demandas de los trabajadores del COBACH, caen en oídos sordos del Director Armando Ortega Madueño. Personalmente ha manifestado que sus compromisos son; en primer lugar, con la Secretaria general del STAACOBAED, Evangelina Ayala Esparza, pero también con el Coordinador sectorial de La Laguna, Fermín Cuéllar González, un priista que durante años se ha dedicado a las triquiñuelas electorales.

Para Cuéllar González, la situación de irregularidades de los COBACH de la Región Lagunera, no son preocupación, su desvelo es promover reuniones proselitistas a favor del diputado federal José Rosas Aispuro Torres, para que el ex alcalde duranguense alcance la candidatura del PRI hacia la gubernatura en el 2010. Por eso, “impuso varios directores de planteles sin ningún mérito académico, mucho menos con vocación educativa, como Mario Alberto Saucedo Reina, director del plantel de Bermejillo”, lo que ha convertido al COBAED Laguna, en guarida de operadores electorales conocidos como mapaches.

COBAED caja chica para apoyar al PRI

Sin más meta en la vida que depredar el dinero que no es de ellos, los directivos del COBAED han inventado diversas maneras de agenciarse recursos económicos para sus cuentas bancarias o para apoyar los procesos electorales del PRI, delito que el Código Penal de la Federación tipifica como fraude.

Altos funcionarios de la Institución describieron a Demócrata Norte de México, uno de estos mecanismos que año con año saquean las arcas públicas de la República pero también de Durango.

“Mire, para empezar el número de alumnos registrados en el sistema se encuentra inflado. Actualmente existen cerca de 8 mil alumnos, pero la Directora general Lorena Yolanda Carrillo Cerrillo, presentó un padrón estudiantil de 13 mil. El fin de presentar una matrícula tan alta es porque los recursos económicos llegan de acuerdo a total de alumnos, de manera que el COBAED está recibiendo dinero para atender 13 mil alumnos, no para los 8 mil que son realmente”.

Inquirido por Demócrata Norte de México, acerca del lugar preciso donde se encuentra el fraude, el burócrata explica:

“El procedimiento es el siguiente. Para empezar los recursos del COBAED provienen de la Federación, en un 80 por ciento. El resto, son partidas asignadas con dinero del estado. Para atender una población escolar extraordinaria que en este caso es de cerca de 5 mil alumnos, cuando menos se requieren 40 profesores más, si a ellos se les asigna un salario mínimo de 5 mil pesos mensuales, estamos hablando que tranquilamente la Directora general Lorena Yolanda Carrillo, se está quedando con 200 mil pesos mensuales, que multiplicados por el año, resultan, 2 millones 400 mil pesos. Esto es sin contar los materiales de apoyo que se asignan para atender al alumnado, más vacaciones, entre otra renglones económicos”.

Abunda:

“Mire, para estar perfecto en el sistema, basta que tenga buenas relaciones con los jerarcas priistas, o que de plano se preste para sustraer el dinero que llega al COBAED. Por eso las ligas de interés entre la directora general y la lideresa del sindicato son las mismas; conservar el sistema COBAED al servicio de quienes gobiernan. Está tan podrido todo, que en el pasado proceso electoral federal (2006), la directora Carrillo Cerrillo, se quejó de las tareas electorales que tenía que desarrollar; gritó que eran muy caras, que el dinero que se emplearía era mucho y que no había tanto en las cajas del COBAED. Aún más. Externó que eso no lo entendía el gobernador, Ismael Hernández Deras”.

Lo paradójico de todo esto es que, mientras en las triquiñuelas tipificadas como fraude se arman a expensas de inflar los padrones del alumnado, existe un sub ejercicio presupuestal; se hallan escuelas que ya tienen asignadas partidas pero no funcionan. Tal es el caso del hipotético plantel que existe en Bermejillo, Durango. Peor aun. Los centros escolares ya establecidos carecen de apoyos mínimos para efectuar las tareas docentes.

COBACH de Lerdo; bomba de tiempo

Más tensos por encontrar el carro de la sucesión gubernamental para subirse, que interesados del mejoramiento académico y condiciones generales de trabajo de los miembros del COBAED, los directivos de este sistema, prefieren ocuparse de lo primero.

La Directora general Lorena Yolanda Carrillo Cerrillo, junto con el Coordinador sectorial de La Laguna, Fermín Cuéllar González, al igual que el director del COBACH-Lerdo, Armando Ortega Madueño; se hallan empecinados en enterrar la cabeza para evadir las exigencias laborales planteadas por los miembros del SITCOBAED, sobre todo, el respeto irrestricto al Contrato Colectivo de Trabajo.

El COBACH, Lerdo, reúne varias características que lo hacen especial. Es uno de los planteles fundadores del COBAED, junto con la Escuela Forestal, ubicada en la ciudad de Durango, hace 20 años. También es de las escuelas con mayor número de alumnos, por tanto, de docentes, manuales y administrativos. Sin embargo, quizá lo que resalte más, en un universo donde los derechos laborales se escamotean a discreción, es que en el COBACH, nació el SITCOBAED, un sindicato contestatario surgido de la necesidad de defender los derechos laborales de quienes allí trabajan.

Germinado en la mayoría de la planta laboral del COBACH, el SITCOBAED mantiene una proporción del 70 por ciento de la plantilla de trabajadores, no obstante, sus demandas no son escuchadas. El argumento es que no son los titulares del Contrato Colectivo del COBAED; representación jurídica que ostenta el oficialista STAACOBAED, que dirige Evangelina Ayala Esparza.
Por eso, numerosos conflictos surgidos en la institución lerdense, se han resuelto por el camino de la acción directa.

En febrero de este año, obligados por las evasivas perpetuas de la Dirección escolar y del sistema, la mayoría de los miembros tuvieron que parar labores. Las autoridades educativas no quisieron atender las peticiones concretas presentadas reiteradamente por el SITCOBAED; exigencias tan simples como el respeto al Contrato Colectivo, y, al escalafón.

De hecho, el paro no se encuentra lejos de suceder nuevamente. El SITCOBAED, viene exigiendo desde el mes marzo del presente año, respeto total al escalafón; petición que no se escucha en ningún círculo de poder, sea este oficial o sindical.

COBACH, Lerdo; desorden total

“Aquí en el COBACH de Lerdo, todo se puede, bueno, siempre y cuando lo vean con buenos ojos en Durango”, dicen un par de educadores a Demócrata Norte de México.

“Hemos tenido de directora del plantel a una profesora que tiene incapacidad total y permanente, María Luisa González Achem, pero como su hermano, Luis Fernando “El Güero Achem”, fue alcalde de este municipio, de alguna manera tiene buenas relaciones con el PRI y el poder de la capital del estado. María Luisa estuvo adscrita aquí sin ningún problema, de ese tamaño son las irregularidades”.

También los docentes explicaron el grave deterioro administrativo. El origen lo achacan al continuo cambio de directores. En tan sólo 7 años han desfilado 9 directivos, por lo que hace prácticamente imposible darle continuidad a cualquier esquema laboral o académico.

Por lo pronto, los miembros del SITCOBAED, que dirige María Cecilia Ibarra Martínez, se sienten lastimados en sus derechos laborales; escalafonarios; pero además, permanecen sin ser atendidos.

Los profesores dicen que, “de seguir así las cosas, seguramente llegaremos a parar; no nos dejan otra salida”, sentencian los mentores.

Mientras el conflicto en el COBACH, se encuentra en vísperas de estallar; Fermín Cuéllar González, se encuentra en plena campaña a favor del diputado federal José Rosas Aispuro Torres. Tampoco le quita el sueño el rechazo a la incompetencia de varios de los directores de plantel, como el Director del COBACH-Lerdo, Armando Ortega Madueño; o de Eduardo Escobedo Reyes, responsable del COBACH del poblado de Gregorio García, en el municipio de Gómez Palacio. Los conflictos laborales, no se encuentran en su agenda.

En tanto, la Directora General, Lorena Yolanda Carrillo Cerrillo, se enfoca a cuadrar las cuentas del uso fraudulento de los recursos provenientes de la federación.

A la par, la Secretaria general del STAACOBAED, Evangelina Ayala Esparza, espera las instrucciones de las autoridades educativas, aunque los derechos de los trabajadores sean pisoteados.

Del director del COBACH, Lerdo; Armando Ortega Madueño, simplemente carece del poder necesario para negociar con los trabajadores del plantel.

Luego se irritan por el estallido de los conflictos.

1 comentario:

Enrique Villa G dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.