domingo, 10 de agosto de 2008

Impide corrupción policiaca abatir extorsión telefónica

Operan 296 grupos dedicados a esa actividad ilícita: Ruiz Canales
MEXICO, DF/
AGOSTO 9, NOTIMEX

La corrupción y la complicidad de las autoridades penitenciarias dificultan el combate a la extorsión telefónica, lo cual ha derivado en el aumento de las bandas que cometen ese delito, advirtió el presidente del Consejo para la Ley y los Derechos Humanos, Fernando Ruiz Canales.

Explicó que el año pasado se tenían datos de que había al menos 240 grupos dedicados a esa actividad ilícita en las cárceles del país, pero en lo que va de 2008 se ha confirmado que el número ascendió a 296.

Según el Quinto Informe Especial Sobre Extorsión y Fraude Telefónico de esa organización civil, hay además 93 organizaciones que operan fuera de los reclusorios, por lo que el total es de 389, precisó.

De acuerdo con el documento, 15 de las más activas tienen su centro de operaciones en reclusorios del Distrito Federal y nueve más en el penal Neza-Bordo en el Estado de México, por lo que ese delito se comete con mayor frecuencia en esas entidades.

Refirió que durante el último trimestre de 2007 y en lo que va del año hubo más de cuatro mil 400 intentos de extorsión diarios en el país, y en 33 por ciento de los casos el delito se concretó.

A su parecer ello se debe a que algunos delincuentes se hacen pasar por "Zetas" para cometer sus fechorías, y en muchos casos logran amedrentar a sus víctimas.

De 2001, año en que esa actividad criminal apareció en México, a la fecha, hubo ocho millones 770 mil intentos de extorsión en el país, por lo que consideró que ninguna de las acciones de las autoridades ha contribuido a inhibirlo.

Mencionó que el número telefónico que proporciona la Policía Federal Preventiva para atender a las víctimas tiene un promedio de 45 minutos de espera para los agraviados, lo cual los lleva a desistir de hacer denuncia alguna.

Ruiz Canales insistió en que las autoridades penitenciarias están involucradas y protegen a los reos que se dedican a esa actividad a cambio de una parte del botín obtenido.
"En promedio, 35 por ciento de lo que obtienen es entregado a jefes de custodios, custodios y directores de penales", puntualizó.