viernes, 8 de agosto de 2008

“Muy pocos, los escritores independientes”

La mayor parte de la cultura en México es oficiosa, sostiene el poeta y filósofo González Rojo


Arturo Jiménez



El control ejercido por diversos aparatos del Estado, como el sistema de becas a creadores o la industria cultural de las televisoras, ha contribuido a reducir el número de escritores “realmente independientes e impugnadores del sistema”, y aunque aún existen y siguen “en pie de lucha”, debe reconocerse que “son muy pocos y con un muy pequeño radio de acción”.

Esto lo dice el poeta y filósofo Enrique González Rojo, para quien la mayor parte de la cultura en México es “oficiosa”, vinculada a los partidos Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI) y, por lo mismo, no propicia una literatura y un pensamiento que permita a los escritores generar una actitud verdaderamente crítica en torno a lo que sucede en su país y el mundo.

Se ha dejado “muy poco oxígeno” para una actividad literaria autónoma e independiente, insiste en breve charla el escritor, quien desde el municipio de Ecatepec recibe un homenaje nacional que comenzó en noviembre de 2007 y que concluirá con diversas actividades en septiembre y octubre próximos, en espacios como el Palacio de Bellas Artes o la Universidad Nacional Autónoma de México.

Autor de la serie de poemarios Para deletrear el infinito; de libros de ensayo literario, como Reflexiones sobre la poesía, o político, como En marcha hacia la concreción, González Rojo es uno de los representantes clave del poeticismo, vinculador principal de los discursos poético y filosófico, así como autor de planteamientos fundamentales sobre teoría poética.

Hijo y nieto de los escritores Enrique González Rojo y Enrique González Martínez, respectivamente, este poeta y ensayista, nacido el 5 de octubre de 1928, charló con algunos reporteros luego de una conferencia de prensa para dar a conocer los ganadores de los Premios de Literatura Ciudad Ecatepec, que en esta primera versión llevan su nombre, y para anunciar nuevas actividades del homenaje nacional que se le rendirá por sus próximos 80 años.

No al conformismo

–En su intervención habló de la naturaleza propia de la literatura como impugnadora y crítica. Desde esa perspectiva, ¿cómo observa el actual mundo de las letras en México? –le pregunta La Jornada.

–Creo que se ha reducido el conjunto de escritores realmente independientes e impugnadores del sistema. Existen, están en pie de lucha, pero son muy pocos y con un muy pequeño radio de acción. La mayor parte de la cultura en México es una cultura oficiosa, vinculada al PAN y al PRI, y creo que no da pábulo a un tipo de literatura, en el sentido amplio del término, abarcando no solamente la poesía, sino la filosofía y la política, en que los escritores puedan ser críticos, no sólo del sistema que nos domina, sino respecto de todas las manifestaciones políticas importantes que se presentan.

–¿A qué se debe esto, hay una intención específica de control por parte del Estado, por ejemplo mediante las becas a creadores o de la industria cultural, significativamente las televisoras?

–En la pregunta está la respuesta, y creo que sí, hay una actitud claramente controladora que deja muy poco oxígeno para la actividad autónoma, independiente y crítica.

Antes, durante la conferencia de prensa, González Rojo había dicho sobre su concepción del quehacer literario:

“A mi manera de entender las cosas, no puede haber una gran poesía o una gran literatura conformista. Es como un contrasentido. Imagínense un poema que está escrito para conformarnos con lo que existe; eso no sería poesía. La poesía, y la literatura en general, tiene que ser por esencia impugnadora, contestataria.”

–¿Cómo observa al país?

–Iba a decir una grosería, pero mejor no –dice y ríe–. Ese es otro tema y tengo el temor de quedarme corto, porque es muy importante. Tengo una posición crítica y me parece que el peligro fundamental está en la derecha, pero también creo que hay que combatir al sistema en su conjunto. Soy anticapitalista.

En la conferencia de prensa, González Rojo había dicho que en México “no existe la posibilidad” de editar su obra completa, pero informó que, en cambio, desde hace año y medio ha “subido” casi 80 por ciento de su poesía y ensayos a la página web: http://www.enriquegonzalezrojo.com/.

Y en la charla con los reporteros abundó sobre esa edición: “Creo que hay nulo interés en el gobierno de derecha, con el cual tengo una diferencia tajante. Y no creo que estén mínimamente preocupados por publicar la obra de un escritor contestatario e independiente como he sido y sigo siendo yo”.
La Jornada.