jueves, 14 de agosto de 2008

Los Moreira ya iniciaron la farsa electoral priista

En Coahuila; sombras del narcotráfico, enriquecimiento ilícito, desvío de recursos públicos, atentado contra los derechos ciudadanos, abuso de autoridad, envuelve a los candidatos priistas



* Campechana de aspirantes muestra la debilidad de Humberto y Rubén “zerevro” Moreira


Juan Monrreal López
Agosto -14- 2008


Saltillo, Coahuila.- Los cogobernantes de Coahuila, Humberto y Rubén Moreira Valdés, impusieron este viernes 8 de agosto, - sin ningún pataleo priista -, a los candidatos que deberán contender para diputados locales en las próximas elecciones del 19 de octubre explotando las siglas del PRI. Sólo existe un inconveniente; concurren candidatos con presuntas relaciones con el narcotráfico; enriquecimiento ilícito, malversación de recursos públicos, abuso de poder y atentados contra los derechos ciudadanos.
En un ambiente político que no ha cambiado en nada desde que el PRI era partido de Estado a nivel nacional, la matrícula de los aspirantes se realizó bajo una escenografía montada con acarreados de todo Coahuila. Camiones puestos ex profeso en cada uno de los 38 municipios coahuilenses por Rubén Moreira “el zerevro del gobierno de la gente”, trasladaron al menos 4 mil individuos de los distritos ajenos a la región sureste del estado donde se encuentra enclavado Saltillo, la capital.
Sin medirse en gastos, los cerca de 4 mil transportados recibieron cuando menos 100 pesos cada uno, sumado al dinero en efectivo que fue entregado a los líderes para cubrir los gastos de “operación política”, que en sí, rompe los topes económicos de precampaña fijados en la Convocatoria de registros de candidatos lanzada por el PRI. Los aspirantes dedeados por la pareja gobernante tienen derecho a gastar en conjunto 1 millón 411 mil 277 pesos que representa el 15 por ciento del gasto total de los candidatos, de acuerdo al Instituto Estatal de Participación Ciudadana de Coahuila (IEPC), según explica el Edicto firmado por “zerevro” y Julieta López Fuentes, presidente y secretaria general del PRI respectivamente.

Igual que antaño, muchos de los asistentes que llegaron a La Plaza de las Ciudades Hermanas, nunca supieron que hacían en el lugar. Las voluntades compradas en las colonias y comunidades campesinas más marginales del estado, jamás fueron avisadas a que evento asistirían. Gente de Monclova dijo a Demócrata Norte de México, que estaban allí para “apoyar a Humberto Moreira en su informe de gobierno”. Personas que fueron movidas desde San Buenaventura, expresaron que “nos ofrecieron 100 pesos más la comida, por eso venimos (sic)”.

La exigencia a los aspirantes dedeados fue de acarrear cuando menos 200 personas por distrito electoral. Sin embargo, hubo circunscripciones como las de San Pedro de las Colonias, donde el transportista Juan González González, - miembro de la familia feliz panista del municipio; su hermana María Luisa ha sido dirigente del Comité municipal del PAN y su padre Mario González, ha patrocinado con dinero a Acción Nacional -, no sufrió por autobuses. También en Matamoros, Raúl Onofre Contreras,- a quien en la pasada contienda por la presidencia municipal, Jesús Contreras Pacheco, ex candidato del partido local Unidad Democrática de Coahuila (UDC), lo relacionó junto al ex Secretario de gobierno Raúl Sifuentes Guerrero, con el narcotráfico -, como compadre de Humberto Moreira, hizo gala de prepotencia e influencias en el “gobierno de la gente (de Moreira)”, acarreando pobres al por mayor. Onofre es de los alcaldes que desobedecieron el voto popular al desertar de la alcaldía. Ahora solicitará de nuevo el sufragio de los arruinados que engañó en estos casi 3 años al frente del Ayuntamiento.

Sin embargo, ni con el poder, dinero y gestión que ahora se concentra en cuatro manos, los Moreira pudieron atiborrar las calles saltillenses, como era su idea. El 8 de agosto durante el registro de los precandidatos, si acaso juntaron alrededor de 8 mil personas; escasamente el 3.3 por ciento de los supuestos votos que sacaron en las elecciones de Consejos políticos municipales. Más desolador para el moreirismo. Los 8 mil acarreados representan un pobre 2 por ciento del ejército priista de 400 mil militantes que según ha dicho Rubén Moreira, “zerevro”, agitarán para promover el sufragio tricolor en el estado.

Desde hoy, el abstencionismo pinta abrumador. En realidad, la verdadera mayoría en las elecciones coahuilenses del próximo 19 de octubre, serán los no votantes.

Dinero, narcotráfico y poder

“Mira, los gastos de esta movilización deberán de andar por alrededor de 3 millones de pesos, pero vale la pena. La estrategia es motivar a los militantes a que salgan a la calle. Necesitamos aplastar a la oposición”, respondió un miembro del Comité directivo estatal del PRI, a Demócrata Norte de México, a pregunta expresa acerca del costo del acarreo.

Según un miembro del equipo operativo de “zerevro”; “cada autobús costó 5 mil pesos, más el refrigerio de hamburguesas, lonches, refrescos y pequeñas compensaciones económicas para las gentes que nos acompañaron. Además las calcas, las mantas. Los apoyos económicos a los reporteros que cubrieron el evento, son aparte. Tú sabes, eso no se contabiliza”, dice sonriendo de manera cínica.
Uno a uno, los presuntos pres aspirantes pasaron lista ante el despojo político en que el ex gobernador Elíseo Mendoza Berrueto, se ha convertido por vía de sus actos. Lejanos quedaron los días que autoritario, gritando en El Palacio Rosa, calificó a los habitantes del estado como “pinches coahuilenses cerriles”. Ahora rige la Comisión de procesos internos del PRI, aunque también presidiría cualquier encomienda que le dieran, así fuera de hula hula. Los dedeados por los Moreira son una campechana que muestra su fragilidad. Montemayoristas, enriquemartinistas, gente del neo perredista Raúl Sifuentes Guerrero, pero escasísimos moreiristas; entre éstos, la que algunos priistas tipifican como la segunda dama del estado por su relación sentimental con “zerevro”, Verónica Martínez García, candidata al Distrito X, con sede en Torreón.
De los inscritos, cuando menos a 5 de ellos se les ha ligado con el narcotráfico. Casi todos metidos en la malversación de recursos públicos. Por lo mismo, “les interesa la representación popular, para mantener la impunidad”, dicen priistas relegados a Demócrata Norte de México.

También, la designación de candidatos sirvió para purgar de presidencias municipales y puestos públicos a funcionarios que son obstáculo. Entre ellos, Fernando Donato de las Fuentes, “El diablito light”, Luis Gerardo García, “El yeyo”, Enrique Martínez Morales, sólo por mencionar algunos.

No obstante, varios de los que serán diputados reñirán a los Moreira las alcaldías el próximo año.

Con pocos adeptos, los “hermanitos” cogobernantes, buscan ganar algunos Ayuntamientos clav en el 2009 para posicionar a “zerevro”, rumbo a la gubernatura. Por lo mismo, les urge ganar Saltillo y Torreón, cuando menos.

La lista por Distrito

I.-Fernando Donato de las Fuentes Hernández

II.-Luis Gerardo García Martínez

III.-Hilda Flores Escalera
IV.-Enrique Martínez Morales

V.-Francisco Tobías Hernández

VI.-Ignacio segura Teniente

VII.-Raúl Onofre Contreras

VIII.-Salomón Juan Marcos Issa

IX.-Jaime Russek Fernández

X.-Verónica Martínez García

XI.-Jesús Salvador Hernández Vélez

XII.-Eduardo Olmos Castro

XIII.-Juan Francisco González González

XIV.-Rogelio Ramos Sánchez

XV.-Armando Castro Castro

XVI.-Pablo González González

XVII.-Ramiro Flores Morales

XVIII.-Verónica Boreque Martínez González

XIX.-José Antonio Campos Ontiveros

XX.-Jesús Mario Flores Garza

En los candidatos priistas, perfiles delincuenciales, no legislativos

En Coahuila, poder y delincuencia caminan en alianza. Muchos de los candidatos priistas acumulan gruesos expedientes que duermen en los ministerios públicos por razón del poder constitucional que usufructúan. Enriquecimientos espectaculares en bienes raíces, empresas quebradas que permiten a sus dueños descollar en la política y el jet set, sin que exista de por medio una explicación lícita, esta es la norma general que priva en los archivos personales y políticos de varios de los propuestos por los “hermanitos” Moreira. También concurren personajes que defraudaron al gobierno federal en sus programas de generación de empleos, como Salomón Juan Marcos Issa. Hay aspirantes que se han burlado de las esperanzas de justicia de los habitantes de Torreón, respecto al envenenamiento de 35 mil niños por el plomo emitido por Peñoles, como Hilda Flores Escalera, quien se encuentra repitiendo candidatura. Qué decir de Enrique Martínez Morales, quien con cargo al DIF estatal, desvió recursos de esa institución a manos llenas. De la misma forma se encuentra Jesús Salvador Hernández Vélez, un ex maoísta que para agregarse a las ubres presupuestales, renegó públicamente de las luchas populares en que había participado y de esta manera fue incorporado a la nómina de la Universidad Autónoma de Coahuila, para después seguirse en un amplio camino de oportunismo que ya abarca 28 años de servir a todos los grupos; eternamente traicionando, en especial los intereses populares. Por cierto, desde la CNC y la diputación federal, empujó junto con su compadre Hugo Andrés Araujo, la Reforma Constitucional del Artículo 27. Un verdadero camaleón.

Todos estos casos los ha documentado Demócrata Norte de México.

“Zerevro”, como Humberto, conocen los expedientes de sus dedeados, pese a ello, decidieron proponer al pueblo coahuilense a estos individuos cuyos perfiles son de verdaderos “pájaros de cuenta”, no de legisladores.