viernes, 18 de noviembre de 2016

Truena Colegio de Abogados de Nuevo León (fundado en 1825), contra las ignorantes, groseras y hasta presuntamente delincuentes declaraciones de Liliana Flores Benavides…



Colegio de abogados de Nuevo León
RAÚL A. RUBIO CANO
Agosto 12 de 2016

Integrantes del Colegio de Abogados de Nuevo León (fundado en 1825), desde su presidente Jesús Villarreal, hasta los miembros de sus comisiones como Mariano Núñez y Carlos Salas, comentaron que ante las recientes declaraciones de Liliana Flores Benavides (LFB) en Redes Sociales, para despotricar contra el gobierno Bronco en el caso que se sigue a Rodrigo Medina, que: “Son temerarias e insidiosas las declaraciones externadas por LFB por la improvisación en temas legales, en temas tan serios como es el caso Medina, en el cual está sujeto en estos momentos a un Poder Judicial Estatal que está inmerso en el nuevo Sistema Oral Acusatorio, que origina precisamente, una nueva visión anticorrupción a través de la Fiscalía creada para estos casos y que de alguna forma, para opinar sobre este proceso, se requiere conocer el expediente, leerlo, interpretarlo, pero sobre todo, no es posible manejar criterios a la ligera sobre lo que planteó LFB, de que son ignorantes las autoridades o se habla de ‘un arreglo’ de las autoridades judiciales. Lo anterior es grave, porque atenta precisamente contra los principios de los nuevos procedimientos y los interviene. Cabe mencionar que los que trabajan en dicho caso, tienen escuela y se acreditan como abogados, cosa que LFB carece de ello, según el Registro Nacional de Profesionistas. LFB, no tiene ninguna formación de penalista, mucho menos entiende lo que es la medicina legal que involucra un estudio de conductas donde la neurología y la neurolingüística son claves. Esto se descubre, cuando lees el expediente. No es correcto decir que el caso Medina ya es un fracaso. Esto está empezando y lo más seguro es que haya recursos para que intervenga la autoridad Judicial Federal como ya utilizó este recurso Medina, en los citatorios y así, este proceso nos va a llevar a más de 3 mil 500 días de observación, porque se trata de delitos financieros. No es correcto, sin tener a la mano las resoluciones dictadas, que vinculan al ex gobernador y no como dice LFB, que él había solicitado que se le vinculara al proceso y, no es posible esto, porque ello es facultad exclusiva de los jueces y, sí se leen los expedientes; por eso, el propio Medina solicitó un segundo amparo contra actos de vinculación. Se advierte que LFB, no tiene la menor idea de cuántos expedientes y pruebas están siendo puestos en la mesa de los Tribunales Judiciales Federales y Estatales. Desde el momento que este asunto lo toma un Juez de Control, hay también la intervención de un Juez de Distrito y ante esto, no debe darse ninguna declaración pública, si no se comete un delito de obstrucción de la Justicia. LFB, está desacreditando con sus declaraciones el buen trabajo de los jueces que se está iniciando. No es cierto como indicó LFB de que si aparecen nuevos delitos se tengan que abrir nuevas averiguaciones, por economía procesal -principio que existe en  la Ley-, desconoce la ‘presunta especialista’ en la materia jurídica que luego, se ha jactado, la tal LFB…” ¡Órale! raurubio@gmail.com