viernes, 18 de noviembre de 2016

Ante oposición indígena en USA, buscan reactivar extracción de gas Shale mediante Fracking en Cuenca de Burgos…



indios-sioux-4png
RAÚL A. RUBIO CANO
Octubre 6 de 2016

Gran revuelo van tomando las acciones para hacer ver que la extracción de gas Shale con la técnica del Fracking se está reactivando nuevamente. Recordemos, que, ante la caída de los precios del petróleo, ese negocio fue dejado a un lado y, además, el incremento de temblores en el área metropolitana de Monterrey también contribuyó a ello y, no se diga el rechazo a Monterrey VI para traer agua del Pánuco. Sin embargo, nuevos escenarios obligan al imperio petrolero de los vecinos del Norte, a pelar las uñas sobre la Cuenca de Burgos, ya que ante el reciente bloqueo de cientos de naciones indias en Dakota (como nunca en el historia de ese país naciones indias nuevamente tocan sus tambores de guerra) contra el paso del oleoducto de Alberta, Canadá a Houston, Texas; una lucha que también ha unido a ganaderos de varios estados y agricultores, así como defensores del medio ambiente de todo el mundo, por la evidente destrucción de la tierra y el agua que amenazan a varios estados de la Unión por donde pasará la “serpiente negra” (como le llaman los sioux al oleoducto), y el hecho mismo de que el caso ya llegó a la ONU y obviamente, llegará a los Tribunales de La Haya. Por lo tanto, todo ello ha cambiado la dirección de ese abasto energético que no sólo es para Estados Unidos, sino para ser exportado, indignando esto último al pueblo norteamericano severamente y, abriendo las puertas a un gran movimiento social y por eso, recientes declaraciones del mismo presidente Obama, han indicado que sea el gas shale de México, quien contribuya a llenar ese espacio del petróleo de las arenas bituminosas de Alberta y su refinación en Houston. Cabe mencionar que todo en México está listo para arrancar tal barbarie, si no es que ya lo están haciendo y tal vez, por eso, ya llevamos unos 19 movimientos telúricos en la entidad en este año ¿Y el agua para el fracking, de dónde saldrá, si ya no habrá Monterrey VI? pues del Monterrey VII, o sea, del agandalle no sólo de aguas superficiales sino de siete cuencas subterráneas que ya maneja la CONAGUA y la SEMARNAT en Nuevo León para concesionar a la nueva oligarquía local y sus socios: empresas extranjeras petroleras y otras dueñas del agua del planeta. Por eso, ayer la Asociación de Egresados de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, trajo al maestro Omar Adolfo López Castañeda quien trabaja para el despacho de abogados, firma legal internacional, Cacheaux Cavazos & Newton, para hablar a grandes rasgos de lo que está por suceder en el noreste mexicano, no faltándole cuestionamientos muy serios a todo ello en materia ambiental, social y legal por parte de prestigiados miembros del histórico Colegio de Abogados de Nuevo León, nuevamente, se reactiva la guerra contra el Fracking ¡Órale! raurubio@gmail.com