viernes, 18 de noviembre de 2016

Secretaría de Educación: joya del gobierno Bronco…



sep-nlesthela-gutierrez-garzaRAÚL A. RUBIO CANO
Octubre 31 de 2016

A un año del gobierno Bronco, llama la atención que aún no cesan los constantes rumores y diversos ataques contra la secretaria de Educación, la doctora Esthela Gutiérrez Garza. De todas esas intentonas para que la doctora Gutiérrez la renuncien, o de plano se harte ella de esos ataques, lejos de amilanarla, por lo visto la han reforzado y ha ganado un gran aprecio de su mero jefe: El Bronco. Y cómo no va a estar contento el Gober, sí a pesar de las movilizaciones magisteriales, de las acciones de los diputados y de una serie de grillas interescuadras de los mismos funcionarios del Bronco, la señora ha sabido llevar la Secretaría de Educación de Nuevo León en un año, del Noveno lugar nacional al Tercero, según los criterios que sigue la misma Secretaría de Educación federal y que, arriba de Nuevo León, se encuentran los estados de Nayarit y Campeche; obviamente, entidades que no tienen el grado de participación económica, política y social en el territorio nacional o internacional como lo es Nuevo León. No por nada, El Bronco considera a la Secretaría de Educación, como una joya principal para presumir de su gobierno independiente, al considerarla, una muestra de lo que se puede hacer cuando hay voluntad, cabeza y arrastre para hacer las cosas y no olvidemos, el sentido personal que el mismo Jaime Rodríguez tiene para la educación, porque él fue un niño que por ese medio pasó de la vida rural a la urbana y llegó a donde ha llegado. Entonces, nos preguntamos: Si el trabajo de la doctora Gutiérrez ha sido de excelente calidad y por lo que ha externado en diferentes foros, se esperan grandes desarrollos en materia educativa para Nuevo León ¿Cuál es el motivo de tanta agresión sobre su persona para que deje ese puesto? Pues, por lo que hemos venido comentando en este espacio, nos enfrentamos las fuerzas progresistas y Sociedad Civil, a una clase económica poderosa y su correlato político, hoy responsables de una economía ficción y servil a intereses trasnacionales, que considera que la educación debe de ser una vil mercancía y no un derecho del ciudadano, impartida con calidad, de cobertura amplia y gratuitamente por el Estado. Esta clase poderosa que es la misma que borró del mapa la obra de empresarios como Eugenio Garza Sada o, al mismo Estado Benefactor, hoy ven como algo atentatorio a sus intereses no poder hacer gran negocio con la educación privada o gravísimo, que el pueblo aprenda a leer o escribir y, además, estudie Filosofía, Arte e Historia y amar a su Patria ¡Uf! El otro motivo, son las ratas que quieren llagar a la Secretaría de Educción por el gran botín económico que ella posee. Una u otra, o las dos a la vez, son las causas de tanto ataque para destituir a la doctora Gutiérrez ¡Órale! raurubio@gmail.com