viernes, 17 de mayo de 2013

Liderato de deudas sigue en Coahuila; pasivos de estados crecen 10%

 
La carga heredada por el ex gobernador Humberto Moreira es la más pesada en términos per cápita: SHCP
 

Fuente: Vanguardia

viernes, 17 de mayo del 2013

Saltillo, Coahuila. La deuda de las 32 entidades federativas ascendió a 436 mil 242 millones de pesos durante el primer trimestre de 2013, con lo que alcanzó un nuevo monto histórico, además de ser 10% más elevada que la que se registró en el mismo periodo del año pasado, según informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
No obstante, para términos de lo estatal, cabe destacar que del reporte de Hacienda sobresale el hecho de que por la deuda per cápita en Coahuila, es decir, si se dividieran los pasivos del estado entre cada uno de sus pobladores, esta entidad mantiene el primer lugar de endeudamiento.
La estadística apunta que la deuda de cada uno de los coahuilenses equivale a 12 mil 800 pesos, seguido de Nuevo León, donde el tamaño es de 9 mil 917 pesos, mientras que en Quintana Roo alcanzó 9 mil 797 pesos.
En general, el reporte trimestral sobre los pasivos de los gobiernos subnacionales de México reveló que el tamaño de las obligaciones financieras fue de 2.7% como proporción del Producto Interno Bruto.
De acuerdo con el reporte, 18 entidades vieron aumentar los montos de su deuda en el periodo enero-marzo de este año en relación con el mismo lapso de 2012, aunque en ocho casos el incremento fue superior al promedio nacional.
Tabasco, Sinaloa, Chihuahua, Veracruz, Baja California Sur, Nuevo Neón, Baja California y Nayarit, fueron los gobiernos estatales que presentaron las alzas más importantes en el trimestre.

Daño local

Debido a la falta de recursos por la merma que dejan al presupuesto los enormes pagos al servicio de la megadeuda que el Gobierno del Estado debe enfrentar, “la inversión en infraestructura local y estatal se ha reducido en un 50%”, según declaraciones de la Cámara de la Industria de la Construcción esta semana.
Tomando en cuenta que la obra estatal solía representar un 70% de los proyectos que cubre el ramo de la construcción, y el resto de proyectos privados, eso da idea de cómo se ve afectado el empleo, y ese es sólo en un sector industrial.
Además, dado el crecimiento de la industria en Derramadero, el empresariado de esa zona ya clama por desarrollos habitacionales y de infraestructura urbana que acerquen a los trabajadores a vivir en torno a sus fábricas, pero los recurso que eso implica no están al alcance de un Gobierno estatal cuya preocupación ha sido primero salir de deudas.
En la “mira”...
Por otro lado, en lo nacional, la OCDE reconoció que aunque la deuda de estados es baja, preocupa su acelerado dinamismo.
Advirtió que este comportamiento puede generar dificultades de servicio de la deuda y presiones difíciles de resistir para que el Gobierno Federal rescate a los estados en dificultades.
“Las presiones pueden ser muy poderosas, ya que los estados tienen la responsabilidad de los servicios públicos esenciales, como la educación y la salud, como demostró la crisis de la deuda subnacionales de la década de 1990”, destacó el informe.
Alertó que otro pasivo contingente que puede dañar a las finanzas estatales son las pensiones de los trabajadores, que en muchas entidades son muy altas. (Con información de El Universal)