viernes, 10 de mayo de 2013

Inflación anual de 4.65%, la más alta en cuatro años: Inegi

La elevación fue impulsada por el aumento de precios de alimentos y transporte público

 

Entre enero y abril de este año creció 1.70%, cuando en el mismo lapso de 2012 subió 0.65%
Productos agropecuarios se encarecieron 17.25% por el alza de 25% de frutas y verduras

 
Juan Antonio Zúñiga
Periódico La Jornada
Viernes 10 de mayo de 2013, p. 25
 
La inflación de abril alcanzó un incremento anualizado de 4.65 por ciento, la tasa de elevación más alta en cuatro años, impulsada nuevamente por alzas en los precios de alimentos agropecuarios y del transporte público, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
Con el aumento de precios de abril, la inflación anual de este mes fue superior a la de 4.25 por ciento registrada en marzo precedente y alcanzó un nivel 36 por ciento más alto en comparación al que tuvo en abril de 2012, cuando los precios crecían a una tasa anual de 3.41 por ciento.
Entre enero y abril de 2013 la inflación general creció 1.70 por ciento, cuando en el mismo lapso del año pasado reportaba una expansión de 0.65 por ciento; es decir, los precios aumentaban también, pero a una tercera parte de lo que se elevaron en los cuatro meses transcurridos del año en curso.
El encarecimiento de los alimentos del campo registró una elevación anual de 17.25 por ciento, particularmente por el incremento de 25.13 por ciento en los precios de las verduras y frutas; mientras el del transporte colectivo de pasajeros ascendió 6.12 por ciento en los úlimos 12 meses.
La variación mensual, por su parte, marcó un aumento promedio de 0.07 por ciento, cuando en abril de hace un año los precios registraron una reducción de 0.31 por ciento.
Entre los productos y servicios de mayor incidencia en el índice inflacionario durante el cuarto mes de 2013 figuraron transporte colectivo, con un alza mensual de 6.24 por ciento; tomate verde, con un incremento de 27.80 por ciento en su precio; huevo, el cual se encareció 3.45 por ciento; la gasolina Magna, o de bajo octanaje, con avance de 0.67 por ciento, pero una incidencia relevante en el índice general por su consumo generalizado, y el pollo, que levantó el vuelo 2.05 por ciento más sobre el nivel de marzo.
También hubo bienes y servicios que bajaron de precio. En orden de importancia por su incidencia en el índice general, el Inegi mencionó la electricidad, con un decremento mensual de 11.69 por ciento por la entrada en vigor de las tarifas de temporada cálida en 15 ciudades; los servicios turísticos en paquete con un abaratamiento de 6.71 por ciento, así como un conjunto de alimentos perecederos como cebolla, jitomate, pepino y calabacita.