domingo, 19 de mayo de 2013

La ASF detecta irregularidades en gastos del SNTE en Coahuila

              
El informe de la ASF sobre la Cuenta Pública de 2011 destaca observaciones por 14 mil 850 millones de pesos en el gasto del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB).

Fuente: Reforma

domingo, 19 de mayo del 2013
 
Saltillo.- Los fondos federales que se entregan que los estados para educación y salud registran las mayores irregularidades financieras.

El informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre la Cuenta Pública de 2011 destaca observaciones por 14 mil 850 millones de pesos en el gasto del Fondo de Aportaciones para la Educación Básica (FAEB).

De este monto, siete entidades concentraron 72 por ciento de las observaciones determinadas: Veracruz, con 25.7 por ciento; Estado de México, con 20.4; Zacatecas, con 7.9; Tamaulipas, 6.2 y Oaxaca, con 4.4, así como Jalisco y Puebla, con 3.6 por ciento cada una.

El informe, que ya fue revisado por la Unidad de Evaluación y Control de la Cámara de Diputados, indica que se detectaron 904 observaciones, de las cuales 359 fueron atendidas durante el proceso de las auditorías, por lo que notificaron 545 observaciones que generaron 573 acciones promovidas.

En los estados de México, Aguascalientes, Baja California Sur, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sonora, Veracruz y Zacatecas la ASF señaló que se desconoce el destino de 6 mil 94.5 millones de pesos de ese fondo.

De ese monto, en Veracruz se identificaron 2 mil 967.5 millones de pesos, de los que se desconoce la aplicación y el destino que les dio la Secretaría de Finanzas y Planeación de la entidad.

Otro ejemplo es el Estado de México, donde retuvieron mil 886.8 millones de pesos del ISR por salarios, que no se enteraron a la Tesorería de la Federación, a la que sólo pagaron mil 200 pesos. Del resto de los recursos se desconoce su aplicación.

Zacatecas, en tanto, no transfirió a la Secretaría de Educación y Cultura 731.9 millones.

La Auditoría Superior encontró que en 26 estados se realizaron pagos indebidos a personal comisionado al sindicato por 1 mil 411 millones de pesos.

Además, en Baja California, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Chiapas, Estado de México, Morelos, Nuevo León, Oaxaca y Querétaro hubo pagos indebidos por prestaciones -bonos, estímulos y compensaciones- no reconocidas por 1 mil 123.8 millones de pesos.

En otros 25 estados hicieron pagos por 605 millones de pesos en gastos de operación ajenos
a los objetivos del fondo.

Mientras que en Guanajuato, Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, Sonora, Tabasco y Zacatecas se detectaron pagos a trabajadores comisionados de otras dependencias por 136.2 millones de pesos.


CIFRAS DISPARES

La Auditoría Superior de la Federación también detectó manejo irregular de recursos del Fondo de Aportaciones para Servicios de Salud (FASSA) por 3 mil 6 millones de pesos, de los cuales 415.8 millones se registran como "recuperaciones operadas" y 2 mil 590.7 millones más como recuperaciones probables.

Las anomalías más frecuentes fueron: diferencias entre registros contables y presupuestales, por mil 471.1 millones de pesos; operaciones o bienes no registrados errónea o extemporáneamente, con 605.1 millones, y diferencias de registros contra lo reportado en la Cuenta Pública, por 270.9 millones de pesos.

Por ejemplo, el órgano de fiscalización encontró errores y omisiones de la información financiera por 2 mil 347.3 millones y fueron los estados de México, Hidalgo y Nuevo León los que concentraron 60 por ciento de este monto.
Incluso la ASF interpuso una denuncia de hechos ante la Procuraduría General de la República para que investigue y, en su caso, castigue a los responsables de causar daños al erario federal en Michoacán.

Esto con base en una auditoría en la que detectó la transferencia de recursos de este fondo hacia otros fondos o programas distintos, lo que originó un faltante de efectivo por mil 57.4 millones de pesos en el saldo de la cuenta bancaria del FASSA.