miércoles, 29 de mayo de 2013

EU acusa a empresa de Costa Rica del más grande lavado de dinero en la historia

 


El fundador y seis funcionarios fueron detenidos en operaciones realizadas en España, Nueva York y en ese país centroamericano. La investigación incluyó operativos policiales en 17 países.

Dpa y Afp
Publicado: 28/05/2013 16:09

Washington. Estados Unidos acusó hoy a la empresa de transferencia electrónica de dinero Liberty Reserve, con sede en Costa Rica, de haber empleado sus sistemas para lavar hasta 6 mil millones de dólares de negocios ilícitos, a la par que anunció la detención de varios de sus responsables, entre otros en España.
Según informó el Departamento del Tesoro, las autoridades estadunidenses consideran que Liberty Reserve, una empresa electrónica de transferencia de dinero o “moneda virtual”, está “designada específicamente y ha sido usada frecuentemente para facilitar el lavado de dinero en el ciberespacio”.
“Liberty Reserve es ampliamente usada por criminales de todo el mundo para almacenar, transferir y lavar los fondos de una serie de actividades ilícitas”, subrayó el Tesoro en un comunicado.
Entre otros, se acusa a la empresa de haber facilitado el lavado de dinero de delitos como fraude de tarjetas de crédito, robo de identidad, inversiones fraudulentas, hackeo, pornografía infantil y hasta narcotráfico.
El caso ha sido presentado ante un tribunal federal en Manhattan, Nueva York. Desde esta ciudad, se conoció hoy además el arresto en España el pasado 24 de mayo del fundador de Liberty Reserve, Arthur Budovsky, y del responsable de las cuentas financieras de la empresa, Azzeddine el Amine.
Otros cinco altos responsables de la compañía fueron detenidos en operaciones realizadas en Nueva York y en Costa Rica, mientras que dos otros imputados, Ahmed Yassine Abdelghani y Allan Esteban Hidalgo Jiménez, siguen siendo buscados en el país centroamericano.
En el marco de la amplia operación, fueron además incautadas o congeladas 45 cuentas bancarias y se bloquearon cinco dominios de la compañía, de acuerdo con la información oficial.
“La única libertad que le dio Liberty Reserve a muchos de sus usuarios fue la de cometer crímenes (...) se convirtió en un centro popular para estafadores, hackers y traficantes”, afirmó el fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara.
“La acción global anunciada hoy es un paso importante para controlar el 'salvaje oeste' de la banca online ilícita. En momentos en que el crimen es cada vez más global, el brazo largo de la ley tiene que alargarse aún más y, en este caso, ha dado la vuelta al mundo”, sostuvo.
Se trata del “caso de lavado de dinero internacional más grande de la historia”, aseguró la justicia federal estadunidense en un comunicado.
La investigación incluyó operativos policiales en 17 países.
El fundador, Budovsky, de 39 años y conocido también bajo los nombres de Arthur Belanchuk y Eric Paltz, ya había sido condenado en Estados Unidos en 2006 por haber intentado lanzar una operación similar de lavado de dinero a través de la empresa Gold Age.
En 2011, había renunciado a su nacionalidad estadounidense y obtenido la ciudadanía costarricense “para escapar a las leyes” de Estados Unidos, explicó la fiscalía.
Según el acta de inculpación, Liberty Reserve ocultó a las autoridades de regulación financiera de Costa Rica sus verdaderas actividades y a partir de fines de 2011 cerró sus operaciones “oficiales” y empezó a vaciar sus cuentas en bancos del país centroamericano.
En ese momento, las autoridades costarricenses lograron secuestrar 19.5 millones de dólares de una cuenta de Liberty Reserve tras un pedido de la Justicia estadunidense.
Sin embargo, la compañía continuó operando de manera ilegal en el país y buscó evitar nuevas acciones en su contra moviendo sus fondos a cuentas en Chipre, Hong Kong, China, Marruecos, Australia y España, señaló la fiscalía.
Budovsky, que se había instalado en Holanda, fue detenido en España.
De su lado, las autoridades de Costa Rica anunciaron que preparaban la extradición a Estados Unidos de un ciudadano ruso vinculado a Liberty Reserve y arrestado durante allanamientos a ocho empresas, la mayoría en el oeste de San José.