miércoles, 30 de septiembre de 2015

Rosario Ramos Salas; inauguración elitista en Museo Arocena


rosarioramoss
El pintor Eslí García balconeó el clasismo del Patronato de la galería
Juan Monrreal López
Septiembre 22 del 2015

Torreón, Coahuila.- Como en los tiempos del porfiriato, cuando la Casa Arocena estaba reservada exclusivamente para las familias pudientes económicamente y ligadas a los grupos dominantes del poder porfirista, la directora del Museo Arocena, Rosario Ramos Salas junto al patronato integrado por Gustavo Díaz de León Hernández, Guadalupe M. de Díaz de León, Arturo Gilio Rodríguez, Ramón Iriarte Maisterrena, Josefina Reynoard de Iriarte, Jaime Russek Fernández, Luisa Villegas y Javier Garza de la Garza, decidieron que la inauguración de la Colección de Pintura del Banco Nacional de México, se desarrollara en privado, casi en secreto, ya que al evento acudieron “invitados especiales” por lo que “tuvimos que controlar el acceso”, dice la respuesta de quien opera la página oficial del Museo Arocena al pintor Eslí García, quien en su página de Facebook denunció con sarcasmo y sorna, la inauguración elitista y segregacionista de los directivos de la galería.
Por eso, con clasismo, con distinciones señaladas como en la era de las castas, los directivos del Museo Arocena, hicieron circular las entradas casi clandestinamente para quienes asistirían el 10 de septiembre como “invitados especiales”, sin embargo, el  rumor de la inauguración de la muestra Colección de Pintura del Banco Nacional de México, a efectuarse el día 11 de septiembre ya había permeado en varios pintores, y gente creadora de La Laguna, quienes se prepararon para concurrir; sólo que la inauguración del viernes 11 nunca se hizo; el Patronato del Museo Arocena, la había efectuado el jueves 10 de septiembre, con la presencia de la “élite” de la región, de acuerdo al molde y ojo juzgador de la directora Rosario Ramos Salas,  y mesa directiva del museo.
Con esos antecedentes, el joven pintor, Eslí García, abrió por la noche del 11 de septiembre en su Facebook con desparpajo e ironía con frase lapidaria:
Buenas noches Museo Arocena. Pregunta tonta: ¿Por qué casi siempre invitan a la comunidad a visitar sus exposiciones hasta que ya se comieron todos los canapés un día antes entre todos ustedes y sus privilegiados amigos?
¿Por qué son tan así?
La respuesta de individuos pertenecientes a la plantilla del museo como Daniel Enrique Maldonado Sánchez, no se hizo esperar, intentando ridiculizar al pintor por su glotonería.
Maldonado Sánchez, espetó a Eslí García que, “Si lo prioritario es el canapé te recomendamos estar al pendiente de las actividades culturales en la Comarca”, cuando en realidad García criticaba la excepcional inauguración del evento para quienes la “vara discriminadora” de los burócratas culturales tipificó a un grupo como “invitados especiales”, que por cierto, “la mayoría no sabían nada acerca de la exposición, de los pintores, ya que tienen dinero, pero son ignorantes culturales” confió aDemócrata Norte de México, una artista que logró colarse al evento, merced a su apellido “de alcurnia”.
Rápidamente, alrededor de 100 personas relacionadas al mundo de la cultura lagunera, likearon el conocido me gusta a los comentarios de Eslí García, quien sin importarle los desafortunados comentarios del personero del Museo Arocena, Enrique Maldonado Sánchez, con sorna lanzó otra consigna, “Vamos a besarnos hasta que el Museo Arocena invite a la comunidad en general a visitar sus exposiciones el mismo día en que van a servir los canapés”, lo que nuevamente hizo que la comunidad cultural “no especial”, likeara y compartiera las ocurrentes frases de protesta del artista.
Para cerrar la reprobación estructurada con sorna, el pintor asentó en su muro de Facebook,#‎MuseoArocena es como si yo los invitara a mi fiesta de cumpleaños pero me como el pastel un día antes” y para terminar lanzó un supuesto hashtag ‪#‎PichicateoComoElMuseoArocena.

Una mirada desde adentro del evento con los “invitados especiales”

El evento de inauguración más parecía una quinceañera, boda, bautizo o cualquier otra cosa. Mesas con manteles y las respectivas sillas, muy formal, muy fresa, pero sobre todo, el desinterés de los asistentes, fue lo que dominó la exclusiva inauguración; relata a Demócrata Norte de México, una creadora que asistió al evento de privilegio.
“Lo peor es que la gente invitada no mantenía interés en las piezas; era un concurso de vestimentas y sonrisas forzadas” asevera la artista a este medio.
En realidad, tuve que abandonar el sitio que se llenó de ínfulas y vacuidad.

Los medios invitados

El sábado 12 de septiembre, el Siglo de Torreón cabeceó alegremente la nota del jefe de la Sección de Cultura  Yohan Uribe; Cinco siglos de arte mexicano al Arocena (Sic); hace 500 años, México no existía. Ni siquiera los españoles habían llegado a la Meseta del Anáhuac. Ese año se funda la Habana, el paso inicial para llegar a lo que hoy es la Península de Yucatán.
También Milenio Diario, en una nota aparecida el 10 de septiembre, firmada por la reportera de cultura,  Nancy Méndez Lozano, asumió como verdad lo escrito en el boletín del Museo Arocena, que “los visitantes pueden correr y gozar del vasto horizonte de cinco siglos de producción artística (Sic)”, palabras que Rosario Ramos Salas, usó para explicar la importancia de la Colección de Pintura del Banco Nacional de México.
Ni que decir.

El Museo Arocena y la Colección de Pintura del Banco Nacional de México

Sin duda, el Museo Arocena es portento de galería, de espacio indispensable para diversas actividades del orden cultural, sin embargo, su Patronato se encuentra inmerso en la corriente que hoy domina las instituciones de cultura en Coahuila; elitismo, grandilocuencia fatua; una dinámica promovida por la secretaria de Cultura de Coahuila Sofía García Camil.
El Museo Arocena, es de todos, recibe dinero público,  aun de aquellos que fueron excluidos de la inauguración privada forjada para “invitados especiales”.
El Museo Arocena, es una pieza enorme en y para la Historia de La Laguna, inmensamente más representativa que el patronato que lo administra.
Por ello, la sorna, el desparpajo con el que Eslí García, evidenció el elitismo al que Rosario Ramos Salas quiere conducir este espacio dedicado a difundir obras de arte, es de aplaudirse en una región donde los artistas son condicionados por los caprichos de los burócratas culturales, empresarios  y políticos.
Para el 12 de septiembre, quien maneja la cuenta de Facebook escribió directamente al pintor, “Hola, Eslí. ¡Buen día! Generalmente las inauguraciones son para el público en general. Sin embargo en esta ocasión tuvimos que controlar el acceso debido a que hubo invitados especiales por parte de los patrocinadores de la exhibición. Por lo tanto, para no dejar a nadie fuera ni mal atendido decidimos no publicitar la inauguración. Te pedimos por favor nos envíes tus datos de contacto a: info@museoarocena.com para enviarte invitaciones para nuestras próximas inauguraciones. ¡Saludos!”
Sin comentarios.
Twitter@jmonrreall