domingo, 20 de septiembre de 2015

No a bandidos y saqueadores, sí al pueblo de Nuevo León!!!



El_Bronco
RAÚL A. RUBIO CANO
Agosto 10 de 2015

Los reclamos de organizaciones, medios de comunicación, y no se diga las redes sociales, han exigido al Bronco, el que no se desista de lo prometido en su campaña, ante el externar  ahora discursos contradictorios sobre lo antes dicho, los más significativos ha sido el caso de enjuiciar a los Medina; parar Monterrey VI  y, tumbar la Tenencia. Y tal vez conforme se ha movido el equipo de transición del nuevo gobierno en la entidad, los cuestionamientos han sido en exigir transparencia en esas actividades y nombramiento de personas, situaciones que han ido causando un escozor en diferentes sectores que apoyaron la candidatura del Bronco y de Fernando Elizondo y tal vez, el clímax de todo ello es la saludada de “cinco minutos” a Carlos Salinas de Gortari, el arquitecto y principal operador del saqueo e integración de este país al bloque de Norteamérica (Canadá, Estados Unidos y México). Así las cosas, el millón de votantes que apoyamos a este nuevo gobierno independiente, buscando que de una vez se acabara el escenario de rapiña de unos cuantos y ahora reine por fin la transparencia y termine la impunidad, pues ese proceso pareciera que se va definiendo como una cruz a cuesta que no sabemos hasta donde aguantarán las grandes mayorías que siguen creyendo en el Bronco. Sin embargo, la ilusión que generó el Bronco a prácticamente ese millón (en ello va una minoría de millonarios y políticos muy cuestionados) debe ya de ser entendida como el real enfrentamiento entre el Capital y el Trabajo Asalariado, porque el Bronco por un lado gobernará para el gran poder del capital local y trasnacional y de que por eso tendrá que hablar con ellos y llegar a acuerdos que garanticen su valorización, por eso queriendo hacer de las suyas están empresarios rapaces, Peña, Higa, Salinas, los grandes banqueros que tienen endeudado a Nuevo León, están podres financieros extranjeros como Black Rock que busca definir cómo manejar el petróleo, el gas shale, los seguros, las deudas en los estados (para que la gente siga pagando), el saqueo que seguirán generando los casinos y demás negocios maléficos…Del otro lado de la mesa, está el pueblo explotado, contaminado, muerto de hambre y sin grandes esperanzas, más la de que por fin tienen un gobernante como el Bronco, y esperan que les merme su martirio, así las cosas, no le queda a este pueblo más que exigir organizadamente que su Bronco cumpla lo prometido y jale más del lado del pueblo que del voraz Capital. Servir a dos señores es muy difícil, el Bronco debe apoyarse en un millón de votos y no en saqueadores o bandidos ¡Órale! raurubio@gmail.com