domingo, 20 de septiembre de 2015

Fracasa la venta de bloques de explotación petrolera

petroleo
Raúl A. Rubio Cano
Julio 17 de 2015

La Ronda 1 establecida para la entrega del gas y petróleo al capital trasnacional por hoy fracasó, de 14 bloques ofrecidos, sólo dos fueron adquiridos y por compañías poco significativas en el mundo de la industria petrolera; las grandes como BP, Shell o Exxon, no se preocuparon por entrar a esa puja ¿Por qué? porque seguramente como ellas tienen décadas de ser contratadas por PEMEX, saben dónde están las zonas a las que sí hay que entrarle; en segundo lugar, los recientes acuerdos Irán-USA, sólo traen como consecuencia una inyección petrolera muy fuerte al mercado mundial que mantendrá los precios bajos y afectará fuertemente a México y Venezuela y bueno, lo que parecía un gran evento económico y político para el gobierno de Peña Nieto con “la madre de todas sus reformas” como es la petrolera, pues ello sonó bofo y pone en evidencia muchas cosas para el pueblo, pueblo, ya que las concesiones que lograrán empresas mexicanas como Carso Oil &Gas de Carlos Slim, Grupo México de Germán Larrea o Alfa, van más por territorio para rentar a empresas extranjeras que sí saben producir y mientras ello cuaja, ya PEMEX borra 3 mil plazas de sus obreros aplicando los nuevos cánones de la Reforma Laboral y, no sabemos si la infraestructura de PEMEX es obsoleta para lo que pueda venir, en fin, así van regalando territorio nacional, dejando sin empleo a la mexicanos y todo se colapsa aún más ante la caída de los precios mundiales del petróleo, por eso los zapatistas dicen: “En México los de arriba se mesan sus cuidadas cabelleras viendo cómo las reformas, tan aplaudidas por ellos, lo único que han logrado hasta ahora es desordenar más la ya caótica economía nacional. Se quejan, por ejemplo, de que la reforma energética no haya traído las mieles inmediatas que prometían. Pero las reformas tenían precisamente ese objetivo: desordenar y destruir. La reforma energética, por ejemplo, no es sino el clarín de arranque para una enloquecida carrera para el despojo. Y no hablamos sólo de los territorios bajo custodia de los pueblos originarios. Nos referimos también a los fondos de retiro, es decir, las pensiones de la clase trabajadora. En fin, se entiende que allá arriba todavía haya quien crea que en las reformas está la salvación de México. O que es sólo la venta del patrimonio nacional. Pero abajo debe quedar claro que el objetivo de las reformas es acabar de destruir lo poco que queda en pie… para que sea reconstruido y repoblado.” Al gusto del amo, agregaríamos (del texto “Una Guerra Mundial” (mayo-junio 2015), del Sup Galeano)
¡Órale!
Raúl A. Rubio Cano, es periodista residente en Monterrey, Nuevo León, y desde hoy colaborador deDemócrata Norte de México.
Raúl, bienvenido tu periodismo de investigación.