domingo, 20 de septiembre de 2015

Estadio de Rayados; saqueo ambiental a los regios por empresarios rapaces


Estadio_Rayados_1
RAÚL A. RUBIO CANO
Julio 30 del 2015

La rechifla de unos 50 mil aficionados para Enrique Peña Nieto en la inauguración del estadio de los Rayados será atroz. Para Rodrigo Medina, no se diga y bueno, pues qué se puede esperar de este pueblo maltratado por la actitud y rapacidad de sus gobernantes, ultrajado en sus bolsillos y hasta contaminado porque habita en la ciudad más intoxicada de América Latina, no cabe duda, la gente vive un hartazgo sin comparación y que se ha traducido en un millón de votos a El Bronco para que llegue un nuevo gobierno, ese es el deseo de la gente y más vale que así se entienda, porque de plano, sí se revisa la entidad a la luz de los clásicos de la política, ésta ya vive una verdadera situación revolucionaria en ascenso al estilo leninista y donde, la culpa de ello es un sistema económico podrido que sólo se quiere rejuvenecer devorando a hombres y Naturaleza, un proceso que se viene logrando con empresarios rapaces y gobiernos corruptos. Toda una muy fundamentada cultura del saqueo ha venido imperando en Nuevo León, basta recordar la lucha por recuperar desde 1989 el Acta de Fundación de la Ciudad de Monterrey y miles de documentos de archivos municipales, de Monterrey y Guadalupe, que Israel Cavazos se llevó a su casa para que no se los robaran y casi nadie, ha hecho nada por cuestionar al señorón de la historia, sino al contrario, ahora los trafica con organismos privados como la Fundación Idelfonso Santos A.C. cual botín de familia. Lo mismo pasa con las muy diversas formas de acumulación originaria de capital de las principales empresas locales y nadie dice nada; por eso, en esa cultura del saqueo al medio ambiente, pues habría que tomar en cuenta los terrenos del bosque de La Pastora que bajo diversas artimañas y complicidad hasta de los diputados de la pasada legislación del Congreso del Estado, entregaron para la construcción de un adefesio que no tiene prácticamente estacionamiento para las decenas de miles y miles de aficionaos que dejarán sus autos en terrenos de los vecinos desde colonias residenciales como Bosques del Contry, hasta colonias populares de la zona, una realidad que luego tampoco se dice gran cosa y, hasta la Santa Madre Iglesia, contradiciendo la reciente encíclica papal de Laudato Sí, esparció en ese estadio agua bendita y celebró misa con la asistencia de José Antonio Fernández presidente de FEMSA, empresa dueña del Club de Futbol Monterrey, evidenciándose toda una complicidad en el brutal ataque a la Madre Naturaleza y saqueo del patrimonio ambiental de los regiomontanos ¡Órale!
raurubio@gmail.com