lunes, 31 de agosto de 2015

Senadora Leticia Herrera Ale, vetada por el gobernador Jorge Herrera Caldera


En la realidad, el grupo Carlos Herrera echado del PRI

*PRI Durango y funcionarios con todo a favor de Esteban Villegas Villarreal

Juan Monrreal López
Agosto 31 del 2015

Gómez Palacio, Durango.- Desgarbado, torpe, sin más método que la improvisación, fue el estilo que marcó el evento  llamado Diálogo con la senadora Juan Leticia Herrera Ale, quien convocó a cerca de 900 seguidores de colonias populares y ejidos de Gómez Palacio y Ciudad Lerdo, al recinto del Centro de Convenciones Posada del Río el domingo 30 a mediodía; el acto recibió el hostigamiento de los líderes del PRI y del gobierno de Durango, en los barrios y comunidades rurales con el  propósito de impedir la asistencia de quienes se identifican con la senadora. La orden de hacer vacío al llamado Diálogo, también lo hicieron el presidente del PRI, Manuel “El Meño” Herrera y el presidente municipal de Durango, Esteban Villegas Villarreal, así como los alcaldes laguneros José Miguel Campillo Carrete, Luis de Villa Barreda; de igual forma, las diputadas una federal y otra local, Marina Vitela Rodríguez, Anavel Fernandez, y para cerrar la pinza de aislamiento contra el movimiento, la directora de Comunicación Social del gobierno del estado, la corrupta Arlene Contreras Álvarez y el director de Comunicación Social de Gómez Palacio, el podrido, Fernando Alatorre Escobedo, quienes hablaron personalmente con algunos directores de medios, periodistas, pasquineros, libelistas, exigiendo levantar cercos informativos ,- por las facturas que les pagan en el gobierno estatal y municipales- hacia el movimiento que Leticia Herrera Ale y el grupo Carlos Herrera, encabezan en la búsqueda de la candidatura a gobernador por el PRI en las próximas elecciones de junio del año 2016.
Rechazada por el gobernador de Durango, Jorge Herrera Caldera,- quien ya dio la orden de apoyar al alcalde de Durango Estaban Villegas Villarreal-, el Diálogo con la senadora Juan Leticia Herrera Ale, arrojó varias certezas.
En esta etapa, el grupo Carlos Herrera no cabe en el PRI Durango, pese a que el jefe de este grupo gómezpalatino,  Carlos Herrera Araluce, afirmó en el templete del evento, su militancia priista, no obstante, también develó las pugnas que mantienen con los priistas que dirige Jorge Herrera Caldera.
Sobre el estrado el ex alcalde de Gómez Palacio, y ex precandidato a la gubernatura descubrió el grado de la pugna que mantiene con “los duranguitos”.
Dijo que, “lealtad y disciplina, no significan ni complacencia ni sumisión, por lo que, junto con ustedes, por el bien de Durango, de México y de nuestro partido, anticipo que en lo personal, no retrocederé, no claudicaré, ni estoy a favor de concertaciones o ceder en detrimento de los auténticos priístas duranguenses”, como si intentara dar a conocer los antecedentes panistas, confesionales y de la pertenencia a la ultraderecha del Yunque del gobernador Jorge Herrera.
Aunque ya sobre el auditorio habían caído las palabras lapidarias de la senadora quien denunció que no había podido estar en eventos públicos porque “me vetaron en mi estado y ustedes ya saben quién me vetó” en clara alusión al gobernador.

“Voy a dar la pelea, tope donde tope”, senadora Juana Leticia Herrera Ale

“No se crean de los rumores que corren de que ya me compraron ¿Quién me compra? Sí yo no tengo dueño; sí el único que me mantiene, el único que me mantiene se llama Carlos Herrera, y es al único que le debo mi respeto y le beso los pies; yo no me voy a sumar a nadie, ni me voy a unir a nadie, ni me vendo con nadie, y voy a dar la lucha y voy a dar la pelea tope donde tope a ver quién puede más; sola no puedo ehh, pero no me voy a rajar, no me rajo, no me he rajado y no me verán hincada y sumisa porque tengo pantalones”.
 Luego la senadora remató, “qué me voy a dejar si me apellido Herrera, pero de los de acá de los de Gómez (Palacio), no de Durango”, respondió una Leticia Herrera exaltada a Carlos Berumen, uno de los asistentes al evento cuando le preguntó ¿Usted aspira (a gobernadora)?

En 5 minutos, Carlos Herrera Araluce, fijó postura política

Cinco minutos duró el discurso de Carlos Herrera Araluce, cabeza del grupo Carlos Herrera y padre de la senadora.
Fueron 5 minutos que empleó para hablar de su lealtad al PRI, pero también el rechazo a las “complacencias y la sumisión” con las que están actuando los dirigentes y funcionarios priistas en la cargada a favor del alcalde de Durango, Esteban Villegas Villarreal, el favorito del gobernador.
Herrera Araluce, arribó al Centro de Convenciones Posada del Río a las 12 y 30 minutos por la puerta del estacionamiento acompañado por toda su familia; su esposa Vilma Ale de Herrera, Ernesto, Carlos Manuel Herrera Ale, nueras, nietos; en una presentación familiar pública, que nunca había sucedido.
Ataviado con guayabera blanca, pantalón caqui, calcetines y zapatos cafés el jefe del clan Herrera recibió los saludos de quienes lo siguen.
En la primera fila del evento se encontraba Francisco Garza Espino, el panista y actual regidor del Ayuntamiento de Torreón, el enriquecido inexplicablemente, Ignacio “Nacho” Corona, mientras en medio de la gente el ex regidor panista de Gómez Palacio, Víctor Chaúl aplaudía al igual que el ex candidato del Movimiento Ciudadano a la diputación federal en el Distrito 02 Carlos Baca Medrano, quien trataba de acercarse al ex alcalde.
Carlos Herrera aseveró que “el momento de La Laguna (de Durango) ha llegado”. Luego expuso que, “sé que Leticia va a luchar hasta el último momento con respeto, pero eso sí con determinación… y yo voy a estar con ella a su lado, hasta el límite de mi fuerza y capacidad, por siempre y para siempre!
Luego matizó, “aspiro a que demos el salto a un mañana en el que queden atrás divisiones territoriales y exclusiones, hoy es el tiempo de nosotros, es el tiempo de Durango y es el tiempo de la Laguna”, pero los caminos en el PRI para el grupo Carlos Herrera, están cerrados; la maquinaria electoral que en alguna época sirvió al clan Herrera Ale, ahora trabaja en contra de las aspiraciones de la senadora Juana Leticia Herrera.
Apenas terminó de hablar, y 10 minutos después, a las 13 y 20 minutos, el clan Herrera Ale, salió del recinto encabezado por Carlos Herrera, quien 10 minutos antes había dicho, “yo voy a estar con ella a su lado, hasta el límite de mi fuerza y capacidad, por siempre y para siempre!

Diálogo muy corto con la sociedad

Ni una decena de asistentes dialogaron con la senadora.
Las conversaciones versaron de todo. Desde los 2 minutos de participación del dirigente del ahora fantasmal “Movimiento Yo sí quiero”, Carlos Gamboa, hasta las desesperadas solicitudes de los productores agropecuarios a quienes los precios de las cosechas y productos procesados los tienen al borde de la quiebra y en algunos lugares de la Laguna de auténtica hambre; de probada miseria por las erradas políticas públicas del gobierno de Jorge Herrera Caldera y los alcaldes priistas que gobiernan La Laguna de Durango.
Sin informes de primera mano, Leticia Herrera Ale, fue rebotada por la realidad de los asistentes, cuando defendía las llamadas reformas estructurales del gobierno peñanietista.
La senadora defendía los supuestos beneficios acarreados por la reforma energética y luego se atrevió a afirmar que los precios de la electricidad habían bajado, a lo que el auditorio respondió con un rotundo ¡no! Dando la vuelta al asunto con un “aahh caray” este es el único lugar que eso no sucede, expresó.
La rechifla del día se la llevó el alcalde José Miguel Campillo Carrete, a quien los ciudadanos denunciaron por el pésimo estado de los servicios municipales, pero sobre todo, por la destrucción que guardan todas las calles del municipio.
Luego Leticia Herrera Ale, avisó, “vamos a visitar a Campillo, vamos a decirle que el asunto del drenaje es un asunto de salud pública”.
Entonces escarbando en su formación tomó aires pedagógicos explicando que el asunto es que “el impuesto predial, se lo llevan todo a Durango…no todos los funcionarios tienen los mismos pantalones y muchos están de parapeto”, y hasta allí llegó el llamado Diálogo con la senadora Juan Leticia Herrera Ale.

Grupo Carlos Herrera, rechazados por el PRI

Las cartas políticas del gobernador Jorge Herrera Caldera, ya están echadas; su candidato es el ex cantante vernáculo Esteban Villegas Villarreal. La estructura del PRI estatal y los priis municipales, junto con los funcionarios federales, estatales y municipales, ya trabajan para Esteban Villegas por orden del gobernador.
Sí el grupo Carlos Herrera, al que pertenece la senador Juana Leticia Herrera Ale, estima que serán tomados en cuenta, están equivocados; en la práctica el PRI y Jorge Herrera Caldera ya los echaron.
El camino de “esperar los tiempos del partido” es demagogia.
Los procesos del gobernador y del PRI Durango, son a favor de Esteban Villegas Villarreal; ante la ceguera, complacencia e ilegalidad del Instituto Nacional Electoral (INE), y del Instituto Estatal y Participación Electoral (IEPEC-Durango).

Twitter@jmonrreall